Deja afuera a la ansiedad y vive de tu etapa universitaria al máximo

No es de extrañar que los estudiantes universitarios tienden a sufrir de ansiedad.

Esta situación se puede a grabar si se encuentran fuera del hogar y en una ciudad lejos de casa.

Sí además le agregamos que han conseguido una de las becas para estudiar la universidad, esto los puede estresar también.

En sí, se espera mucho de un joven universitario y aunado a lo anterior, para muchos de ellos será la primera vez que descubrirá la vida por su cuenta.

En condiciones normales y para todos los casos, tu y yo nos hemos sentidos estresados o ansioso ante un evento.

Resultado de imagen para jovenes estresados

Es algo normal… hasta cierto punto.

Para un joven universitario, también será normar el sentirse estresado y ansioso por un próximo examen o una entrevista de trabajo.

La cuestión es que la ansiedad se convierte en un problema cuando es crónica y cuando interfiere con la vida diaria de una persona.

Por ello habrá que estar muy atento si alcanzas a detectar alguno de estos siguientes síntomas:

  • Sentir sacudidas
  • Ataques de pánico
  • Palpitaciones del corazón
  • Dolores de cabeza
  • Estrés abrumador y miedo
  • Incapacidad para concentrarte
  • Tensión muscular
  • Falta de aliento
  • Malestar estomacal

Resultado de imagen para jovenes enfermos

Fuente: Alamy Stock Photo

Si alguno de estos síntomas los estás teniendo en episodios seguidos y no logras controlarlos y si crees que tu preocupación y ansiedad van más allá de lo normal, no lo dudes ni lo pienses más … busca ayuda profesional.

Un terapeuta puede ayudarte a hablar a través de esos pensamientos de ansiedad irracional y puede brindarte métodos para sobrellevar tu tipo particular de ansiedad.

Si crees que puedes estar sufriendo un ataque de pánico pero no estás seguro ve al hospital.

Los ataques de pánico y los ataques al corazón pueden manifestarse de forma muy similar.

Algunas otras estrategias para hacer frente a la ansiedad incluyen:

  • Respiración lenta y profunda
  • Yoga y / o meditación
  • Dándose un baño
  • Masaje
  • Relajación muscular progresiva
  • Ejercicio

YouTube: Manuel Sánchez Hernández

Por otro lado, practica la atención plena.

Cuando se es joven, apenas te estas auto conociendo y estando lejos de casa te puedes además sentir un tanto vulnerables o no te das cuenta de que algo no anda bien.

En lugar de cuestionarse sobre la situación y esas manifestaciones que se están presentando, en lugar de atenderlas hablando con alguien, posiblemente te estas alejando del mundo y esto es especialmente fácil cuando comienzas la universidad.

Tus padres no están contigo, no alcanzan a ver que algo no anda bien o no te hacen una comida saludable… ahora todo depende de ti.

A la distancia, es un tanto difícil reconocer las señales de que algo podría estar llevándote por el camino equivocado.

Finalmente eres libre y estás solo y ahora es tu responsabilidad cuidarte a ti mismo.

El estrés y el cambio crean la tormenta perfecta para que se manifieste la ansiedad.

Lo mejor que puedes hacer es ser proactivo con respecto a tu salud mental y, en cuanto comiences a sospechar que tienes un problema, no te demores en buscar ayuda.

La universidad es una época que puede resultar la mejor de tu vida cuando consigues que todos los puntos de tu vida se mantengan en el mejor de los equilibrios.

Conoce más tips en el blog de UNITIPS