Enfermedades del esófago

Disfagia: Es la dificultad  para la deglución  o para el tránsito  del alimento  de la boca  al estomago

Sensación  de que el alimento  se atora  entre la boca y el estómago

Se clasifica en dos: disfagia orofaringea y disfagia esofágica.

La disfagia orofaríngea es la incapacidad o dificultad para realizar el acto de la deglución (bolo alimenticio de la boca al esófago superior) se presentan diferentes manifestaciones clínicas como dificultad para iniciar la deglución, regurgitación nasal del alimento, tos o sensación de asfixia durante la deglución, disartria o voz nasal, atoramiento del alimento en la garganta

La disfagia esofágica es la otra enfermedad en la cual el paciente es incapaz de localizar en forma precisa el sitio donde se atora el bolo alimenticio, el paciente señala la fosa yugular, la cara anterior del tórax o el epigastrio, el dato clínico mas importante es la presentación de la disfagia después de la deglución.

Para el diagnostico se deben hacer tres preguntas: ¿que tipo de alimento produce los síntomas? (solido, liquido o ambos), ¿cuál ha sido la evolución de la disfagia? (intermitente o progresiva) y ¿existe pirosis asociada?

El esofagograma debe ser la prueba diagnóstica  inicial

Permite obtener  información  acerca de la morfología, defectos estructurales, lesiones mecánicas y movimiento  del bolo tanto  en la hipo faringe   como en el cuerpo  esofágico

La evidencia de obstrucción mecánica  es indicación  de esofagoscopia  con toma de biopsia o citología especialmente en lesiones sospechosas  de malignidad

Información : YouTube, Laboratorios Azteca  y Diario de Yucatán 

Para los pacientes con disfagia orofaríngea la videofluoroscopia es el estudio de elección

La obtención de  secuencias  en la cinta  de video a 30 cuadros por segundo , con proyecciones  lateral  y anteroposterior

Hace posible la identificación  de disfunción  o defectos  en las fases  oral, faríngea y esofágica de la deglución. La manometría se usa para medir cambios de presión generados durante la deglución originados por un trastorno motor.

ERGE- es un desplazamiento retrógrado del contenido gástrico o gastroduodenal hacia el esófago. Comprende una serie de síntomas y lesiones histopatológicas del esófago.

Tiene un 3-4% de prevalencia, se presenta en mayores de 55 años y las complicaciones se asocian con mayor frecuencia en varones

El reflujo gastroesofágico tiene dos patrones, los fisiológicos: se presentan después de la comida, son de corta duración, no excede mas de 50 episodios en 24 horas, no ocurren durante la noche, no hay lesiones de la mucosa y el porcentaje de tiempo con pH menor de 4 menor al 4%. Los patológicos exceden en numero y duración ocurren en día y noche, producen síntomas y lesión de mucosa esofágica.

Las variedades clínicas principales son no erosiva: presencia de síntomas (pirosis y regurgitación) y ausencia de lesiones en el estudio endoscópico. La erosiva: presencia de síntomas y lesiones esofágicas al estudio endoscópico y el esófago de Barret: metaplasia del esófago. Las manifestaciones clínicas son pirosis (sensación de quemadura retroesternal), regurgitación, disfagia, eructos, halitosis y dolor torácico. El diagnostico se realiza con pHmetría de 24 horas ya que permite medir el numero y duración de episodios o se puede realizar ultrasonidos (endoscopia) lo cual permite la identificación de consecuencias en la mucosa.

Cuídate mejor entrando a Laboratorios Azteca