¿Qué es un producto textil?

 

Un producto textil puede estar elaborado por:

  • un producto crudo, semielaborado o compuesto exclusivamente por fibras textiles o,
  • un producto que contiene al menos el 80% en peso de fibras textiles o,
  • las partes textiles de alfombras, colchones, artículos para acampar, muebles, sombrillas, forros calientes de guantes y mitones, siempre que contengan al menos un 80% de fibras textiles o,
  • textiles que formen parte de otros productos donde se especifiquen las partes textiles

Ante todas estas combinaciones ¿Cómo debe etiquetarse el producto?

Todos los artículos deben llevar una etiqueta que indique el contenido de fibra en el artículo o en el embalaje.

Resultado de imagen para fibra textil

Esta etiqueta no tiene que estar adherida permanentemente a la prenda y puede ser removible.

Si el producto se entrega a un mayorista, la indicación puede estar contenida en los documentos comerciales (por ejemplo, la factura).

Un producto textil que consta de dos o más fibras que representan el 85% del producto terminado debe marcarse con la fibra seguido de un porcentaje, por ejemplo, algodón 80%, poliéster 15%, nylon 5%.

Si un producto consta de dos o más componentes con diferentes contenidos de fibra, por ejemplo, una chaqueta con forro, se debe mostrar el contenido de cada uno.

Cualquier material decorativo que constituya el 7% o menos del producto está excluido de la indicación del contenido de fibra.

La palabra “puro” solo debe usarse cuando la prenda está hecha de una sola fibra.

La palabra “seda” no se puede usar para describir la textura de ninguna otra fibra, por ejemplo: el acetato de seda no está permitido.

Solo se pueden usar ciertos nombres para las fibras textiles.

Entonces ¿Qué es el etiquetado?

Los productos deben etiquetarse siempre que se comercialicen con fines de producción o comerciales.

Cuando estos productos no se ofrecen para la venta al consumidor final o cuando se entregan en cumplimiento de un pedido realizado, el etiquetado o el marcado pueden reemplazarse por los documentos comerciales que lo acompañan.

Los nombres, descripciones y detalles del contenido de fibra textil deben indicarse en estos documentos comerciales.

También deben indicarse en los productos que se ofrecen a la venta a los consumidores.

Con la excepción de las marcas comerciales o el nombre de la empresa, la información que no sea la requerida por el representante de una Directiva debe ser bastante separada.

Estos miembros pueden exigir que se utilice su idioma nacional para el etiquetado y el marcado exigidos por la Directiva.

Un producto textil compuesto por dos o más componentes que tienen diferentes composiciones debe llevar una etiqueta que indique el contenido de fibra de cada componente.

Cuando dos o más productos textiles tienen la misma composición y forman una sola unidad, solo deben llevar una etiqueta.

Resultado de imagen para producto textil

Los requisitos específicos para el etiquetado son:

  • Artículos de corsetería
  • Textiles estampados al aguafuerte
  • Textiles bordados
  • Hilos constituidos por un núcleo y una cubierta de diferentes fibras
  • Terciopelo y lujosos textiles
  • Revestimientos de suelos y alfombras

Todo esto en sí es un gran proceso importante para poder llevar a cabo la comercialización por lo que es importante recurrir o contar con unidades de verificación que tiene sistemas de calidad y sistemas de logística los cuales ayudan a que todo fluya bien para cumplir con los requisitos indicados.

Por ejemplo en México se tiene la norma internacional ISO / IEC 17020: 2012 que se encuentran armonizados con la norma mexicana NMXEC 17020-IMNC-2014 para garantizar la validez técnica y la calidad de los servicios ofrecidos por estas organizaciones.